Emprendimiento: autoempleo

El autoempleo

El autoempleo implica emprender una actividad realizada por cuenta propia, ya sea bajo la forma de una persona física (autónomo) o jurídica (sociedad).

¿Qué es el autoempleo?

La opción del autoempleo es una opción muy interesante dentro del mercado laboral, pues supone no sólo asegurar un puesto de trabajo para uno mismo sino que, en ocasiones, puede generar puestos de trabajo para terceros, aportando valor al mercado laboral y al tejido empresarial. Por este motivo, entidades tanto públicas como privadas, prestan especial atención al fomento del autoempleo, lo que es sin duda una gran ventaja para el que quiera asumir este nuevo reto.

El perfil del emprendedor

Para ser un emprendedor se requiere tener cierto perfil, ciertas aptitudes y ciertas características de personalidad, entre otras destacamos las siguientes: capacidad para asumir riesgos y responsabilidades, capacidad de innovar, capacidad de organización y planificación, capacidad de negociación, capacidad de adaptación al cambio, optimismo, autodisciplina, perseverancia.

Es importante que se pregunte si posee estas aptitudes y actitudes, pues de ello depende el éxito del  proyecto.

Además de lo anterior, es necesario que poseer los conocimientos técnicos y empresariales adecuados para afrontar el reto, por lo que en caso de no tenerlos, debe considerar adquirirlos mediante formación.